Fundas Nórdicas con Cremallera para Niños.

La forma más segura de dormir:

- Ayuda en la transición de la cuna a la cama. 

- Evita caídas de la cama.

- Mantiene la funda nórdica en su sitio. Cremalleras a ambos lados que evitan que los niños se destapen.
- Favorece la autonomía de los niños. Pueden hacerse la cama solos.

Fundas nórdicas con cremallera

Fundas Nórdicas con Cremallera para Niños.

La forma más segura de dormir:

- Ayuda en la transición de la cuna a la cama. 

- Evita caídas de la cama.

- Mantiene la funda nórdica en su sitio. Cremalleras a ambos lados que evitan que los niños se destapen.
- Favorece la autonomía de los niños. Pueden hacerse la cama solos.

Saco nórdico con cremallera para camas de hasta 90 x 190 cm que evita que tu hijo se destape por la noche. Nuestras fundas nórdicas con cremallera son muy prácticas y están especialmente indicadas para literas o camas tipo Montessori.

¿Por qué comprar una Funda Nórdica con Cremallera?

En Petite Marmotte fabricamos los productos de manera que garanticen que los peques duermen abrigados y sin destaparse toda la noche. Para los niños que duermen en la cama, no hay nada mejor que la Funda Nórdica con Cremalleras.

Nuestro Saco Nórdico con Cremallera es es perfecto para asegurar que no pasan frío por la noche y además evita también muchas caídas de la cama.

Además, se trata de un producto novedoso que favorece la autonomía de los peques: lo único que hay que hacer es subir las cremalleras de los laterales, por lo que pueden hacer la cama fácil y cómodamente ellos solitos.

Características de las Fundas Nórdicas con Cremallera

  • Incorpora banda elástica para evitar que se mueva y evita caídas.
  • Se adapta a camas de hasta 90 cm x 190 cm, y también valdría para camas más pequeñas.
  • Tiene las cremalleras ocultas para que no estén en contacto con el peque.
  • No incluye el relleno, para que podáis adaptar el grosor a la temperatura de la habitación.
  • Incluye sábana bajera con funda de almohada integrada y funda nórdica.
  • La cremallera no llega hasta el final del colchón por seguridad, así si el niño se cuela hacia dentro siempre tiene una salida fácil. Y de esta forma evitamos también que se concentre un exceso de calor dentro del saco nórdico.

Las fundas nórdicas son uno de los elementos decorativos que más destacan en la habitación, y por ello, en Petite Marmotte apostamos por colores y estampados suaves, como son el verde mint y el blanco.

Ya sabemos que los niños se mueven mucho por la noche y acaban siempre destapados, gracias a este sistema de saco nórdico con cremalleras la funda nórdica se mantiene siempre en su sitio y no pasan frío.

Nuestra funda nórdica con cremalleras está indicada para niños a partir de los 18 meses.