Niños con dermatitis atópica, cómo actuar en verano.

La piel atópica o dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que causa irritaciones, rojeces y mucho picor. Cada vez hay más niños que tienen este tipo de problemas en la piel y en verano hay que saber tratarla.

Casi el 20% de los niños tienen problemas de dermatitis atópica. Y hoy en día hay un montón de marcas, como nosotros , que somos conscientes de ello y que intentamos ofrecer productos que cuiden su delicada piel.

Es cierto que la mayoría de los niños con piel atópica mejora en verano, gracias al sol y a que remiten las bajas temperaturas (se apagan las calefacciones). Sin embargo hay otros factores que pueden desencadenar nuevos brotes y hay que saber tratarlos para evitar que el eczeme empeore.

¿Cúales son los factores desencadenantes de la piel atópica en verano?

La falta de hidratación en la piel o el sudor son los principales factores que hacen que aumenten las irritaciones.

En verano estar mucho tiempo a remojo, puede provocar una pérdida de agua en la piel y al contrario de lo que se puede pensar, mucha sequedad. Por eso es importante que al salir del agua, le pongamos crema hidratante a los niños y dejemos que se absorba bien antes de volver a vestirlos. En el mercado existen muchas cremas con ingredientes naturales que tienen una gran capacidad autorregeneradora.

También hay que llevar especial cuidado con los aires acondicionados, los cambios bruscos de temperatura no son nada buenos para la piel. Es recomendable llevar siempre en la bolsa del bebé una muselina para poder taparlo cuando entremos en lugares con aire. Y vestirlos con ropa transpirable, como el algodón orgánico, para evitar que suden al salir. Las fibras sintéticas son menos recomendables.

El sudor irrita la piel atópica, aumenta el picor y esto incita al rascado. Y ya sabemos que el rascado, favorece el eczema.

Respecto al sol, a no ser que el niño tenga un brote fuerte, no es perjudicial tomar el sol. Eso si, siempre con protección solar específica para pieles atópicas (sin perfumes, sin filtros físicos, sin alcohol..)

Tampoco hay que olvidar el cloro de las piscinas y el agua de mar, a veces el agua salada puede generar picores en los niños. Es recomendable que al salir del agua le cambiemos el bañador a los niños.

¿Cómo podemos prevenir o tratar la dermatitis atópica en verano?

Si tus niños sufren de piel atópica, te damos una serie de consejos para conseguir evitar los síntomas:

  • Hidratar mucho la piel y evitar duchas con jabón todos los días. Y no utilizar esponja.
  • Después del baño, es mejor secar a golpecitos y no frotar, para no eliminar la capa de grasa natural que protege la piel de nuestros hijos
  • Utilizar algodón orgánico en ropa, toallas, sábanas…para evitar que suden
  • Lavar la ropa con detergentes especiales para niños y no usar suavizante.
  • Evitar el polvo, ya que contiene ácaros y puede agravar el eczema. Y por supuesto, ventilar bien las habitaciones.

Estoy segura de que siguiendo estas recomendaciones y con un poco de cuidado, todos podréis disfrutar del verano y nos olvidaremos de los temidos brotes de dermatitis. Así que ya sabéis, mucha hidratación en la piel. Y si tenéis algún otro consejo sobre cómo tratar la dermatitis atópica, no dudéis en compartirlo, somos todo oídos.

Yo os invito a que descubráis nuestra colección de algodón orgánico (pijamas, toallas, ponchos para la playa, nidos…). Sabemos de primera mano lo que es sufrir irritaciones por dermatitis atópica y por eso sólo elegimos tejidos que cuiden la piel de nuestros hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.