cuna nido colecho

Cuna nido de colecho y mucho más!

El nido se ha convertido en la alternativa más práctica y con más posibilidades para dormir al bebé, es sin duda el lugar más seguro y acogedor para nuestros pequeños. Sigue leyendo y descubrirás todos los usos que le puedes dar:

1) Para un colecho seguro: Si quieres practicar colecho pero tienes miedo de que suponga un riesgo para tu bebé, el nido es la solución. Puedes ponerlo en mitad de la cama de los padres y así cada uno tiene su espacio. El bebé disfrutará de la sensación de teneros cerca pero siempre en un entorno seguro, libre de almohadas o sábanas que puedan taparle.

O si tienes cuna de colecho, también puedes ponerlo dentro y así evitarás que el bebé pueda rodar hacía vosotros.

2) Como reductor de cuna: si quieres evitar tener que comprar minicuna o moisés (que al final se usan muy pocos meses y luego son un trasto) puedes directamente poner el nido dentro de la cuna grande, el bebé se sentirá igual de arropadito.

3) Como cuna portátil: es muy ligero y viene en una bolsa de viaje para que no se manche. Puedes llevarlo a casa de los abuelos, de viaje de fin de semana a un hotel… Así el bebé duermen en un entorno familiar y no extraña la cuna. Además pesa y ocupa muchísimo menos que las aparatosas cunas de viaje.

IMG_3828.JPG

Lleva tu nido a la playa o la piscina!

4) Como zona de juegos: es ideal para amortiguar golpes cuando empiezan a mantenerse sentados y también ayuda a fortalecer su espalda.

También es de gran ayuda si tenemos hermanos mayores, así el bebé está seguro pero siente que participa en los juegos.

5) Ten a tu bebé siempre cerca: en el sofá, en el suelo para dormir la siesta, en la cocina, mientras trabajas con el ordenador… A diferencia de la hamaca, el nido no limita su movilidad!

6) Como cambiador: tiene un bolsillo en el lateral para que puedas guardar pañales o toallitas. Y al llevar un colchón en la base, puedes ponerlo directamente encima de una cómoda y cambiar al bebé. Además gracias al rulo evitamos que pueda caerse.

Importante, además es totalmente desenfundable para que sea muy fácil poder lavarlo (que ya sabemos que con bebés se mancha muchísimo 🙂

¿Y tú? ¿Le das algún otro uso al nido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR