como hacer colecho seguro

Cómo hacer colecho seguro con tu bebé

¿Te has decidido por practicar colecho con tu bebé? Cada vez hay más expertos y estudios que afirman que un colecho seguro es muy beneficioso tanto para los padres como para los hijos.

La práctica del colecho seguro favorece la lactancia materna, reduce la incidencia de la muerte súbita del lactante y además tiene enormes beneficios psicológicos y emocionales en los niños.

Según estudios elaborados por diferentes servicios pediátricos y de neonatología de España.

Por eso, si quieres que tu bebé duerma muy cerca de ti o hacer lo que también se llama colecho seguro, antes debes saber que hay ciertas pautas que debes seguir para que no suponga ningún tipo de riesgo para la salud de tu bebé.

Por un colecho seguro y sin riesgos

1. Superficie firme

Tu bebé debe dormir sobre su espalda mirando hacia arriba en una superficie firme y levemente elevada en la parte de la cabeza. Lo más recomendable es utilizar una cuña antireflujo, que como su nombre indica, ayuda en la seguridad del bebé disminuyendo así los reflujos.

La cuña antireflujo es una de las soluciones más rápidas y efectivas para evitar los cólicos y mejorar la respiración del recién nacido. Al elevar la parte superior del cuerpo conseguimos que los ácidos estomacales no suban y no lleguen a la garganta. Muy recomendable para bebés con resfriados, dificultades para respirar o dolor de oído.

Recomendado por pediatras

Además de la cuña antireflujo, en Petite Marmotte ofrecemos exclusivos nidos de colecho con un firme colchón de látex incluido y pensados especialmente para practicar colecho seguro. Su diseño imita el útero materno lo que hace que el bebé se sienta a gusto, tranquilo y seguro.

nido bebé imita útero materno

2. Sin nada alrededor

Por muy adorable que sea ver a tu bebé rodeado de peluches y mantitas, es importante retirarlas a la hora de dormir ya que podría enredarse o ahogarse. Es mejor arroparlo con prendas de vestir adecuadas que facilitan el cambio del pañal.

Uno de los mejores ejemplos en cuanto a la ropa de dormir es el pijama anudado. Es ideal para las primeras semanas ya que facilita el cambio de pañal por la noche y es muy cómodo para el recién nacido.

3. Cercanía y espacio seguro

El mayor riesgo y miedo de los padres al hacer colecho con su bebé es golpearlo o incluso aplastarlo por la noche. Para evitarlo es importante darle su espacio. Lo mejor es poner una cuna que se acopla de forma segura y queda como una pequeña extensión de la cama.

Además de la cuna, es recomendable «rellenar los espacios», es decir, hacer que el bebé se sienta contenido y seguro como el la tripita de mamá. Por eso, un nido de colecho es lo ideal. Tiene el tamaño perfecto para la mayoría de las cunas y minicunas, y gracias a su cojín protector evita que el bebé ruede hacia ti.

colecho seguro con bebé

También podrás ponerlo en mitad de la cama, para mantener a tu bebé cerca y a su vez proporcionarle un entorno seguro, o llevártelo de viaje y se sentirá como en casa en cualquier sitio. Como ves, te permitirá dormir muy cerca pero cada uno en su espacio.

¿Y a qué edad deben comenzar a dormir solos?

La transición de la cuna a la cama es un cambio importante en la vida de un niño pequeño y dicen que no existe una edad concreta en la que deban empezar a dormir solos. El sueño es un proceso evolutivo y hay que esperar a que cada niño se sienta preparado y esté lo suficientemente maduro como para querer dormir solo en su propia habitación. Por esta razón, tenemos que respetar el ritmo y las necesidades de cada niño.

La verdad es que cada situación es particular y lógicamente, al principio habrá que acompañarles hasta que se queden dormidos, contarles cuentos, cantarles… Y utilizar el cojín protector del nido para darles seguridad y caídas y golpes. Al igual que el nido es muy suave y desenfundable. ¡Será un compañero de abrazos y juegos perfecto para tu hijo! 😉

Y cuando tu peque comprenda que no hay ningún peligro, que sus padres están en una habitación cercana y que pueden acudir siempre que lo necesiten, suelen aceptar dormir solos.

Entonces… ¿Practicar colecho es seguro?

Desde luego que sí, siempre que se tengan en cuenta algunas normas básicas y no se haga nada al margen del sentido común. Si queremos proporcionar seguridad y tranquilidad a nuestro bebé, ¿Qué mejor que hacerlo estando a su lado? 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.